Rocafort, sede permanente de los Premios de la Crítica Literaria

Rocafort se convirtió el pasado sábado en la capital de las letras valencianas. La Casa de Cultura de Rocafort acogió la ceremonia de entrega de los XXXVII Premios de la Crítica Literaria Valenciana, que cada año convoca la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (CLAVE).

La localidad será sede permanente de los premios en las futuras ediciones, según confirmaron desde la organización, prueba del interés municipal por impulsar su política y su compromiso
culturales, del prestigio que supone para Rocafort ser conocido como un referente cultural valenciano. “Es una enorme satisfacción. Rocafort se convierte así en punto de encuentro de escritores y pensadores. Vuelve a ser un pueblo abierto, de acogida, como ya lo fuera años atrás”, apuntó el alcalde, Víctor Jiménez.

En este sentido, Jiménez confió en el que la próxima edición de los premios pueda celebrarse en Villa Amparo, y que próximamente terminen las negociaciones para que el inmueble sea de titularidad pública. Por Villa Amparo, la casa donde residió el poeta Antonio Machado, se asomaron Max Aub, Octavio Paz, Tristán Tzara, John Dos Passos, Juan Gil Albert, Ramón Gaya, o María Zambrano, entre muchos otros intelectuales de entonces. Rocafort ya fue casa de acogida de poetas, escritores y pensadores hace 80 años.

Los ganadores de esta edición (Rafa Cervera, Antonio Praena, Lola Blasco, Chema Cerdeña, Adela Cortina y Francisco Brines) subieron al escenario de la Casa de Cultura uno a uno para recoger sus galardones. Pronunciaron diferentes discursos pero con un denominador común: la importancia de las letras para impulsar una sociedad comprometida con el progreso, de pensamiento libre, democrática, justa y respetuosa con las personas y sus derechos fundamentales.

Los galardones se otorgaron a las mejores obras de autores valencianos publicadas durante 2017 en las modalidades de narrativa, ensayo y crítica, poesía y literatura dramática.

En literatura dramática, el jurado reconoció ex aequo a las obras ‘Fuegos’, de Lola Blasco, y ‘Shakespeare en Berlín’, de Chema Cardeña. En narrativa, la novela ‘Lejos de todo’, de Rafa Cervera, fue premiada por su reivindicación literaria de Valencia sin complejos o localismos. Por su parte, en ensayo y crítica, el jurado eligió ‘Aporofobia, el rechazo al pobre. Un desafío para la democracia’, de Adela Cortina, por poner en evidencia las patologías sociales. Y, en poesía, fue galardonado Antonio Praena por ‘Historia de un alma’, un libro que pone al descubierto las miserias del mundo contemporáneo.

Por último, en reconocimiento a su brillante trayectoria poética, el certamen concedió un Premio Especial al poeta y académico Francisco Brines, que fue recogido por un familiar.